Salsa Brava Vol 3
Salsa
A 11 años sin el ¡Azúcar! de Celia Cruz

A 11 años sin el ¡Azúcar! de Celia Cruz

1
595
0
viernes, 12 septiembre 2014
Bio

CeliaÚrsula Hilaria Celia de la Caridad Cruz Alfonso de la Santísima Trinidad nació el 21 de octubre de 1925, nace en la población de Santos Suárez, en La Habana, Cuba. Su origen, sumamente humilde pero siempre manifestó que fue muy feliz.

Sus padres, Simón Cruz que se ganaba la vida como fogonero del ferrocarril, y su madre Catalina Alfonso. Creció con tres hermanos, Dolores, Gladys y Bárbaro.

Desde muy pequeña sentía pasión por cantar y lo hacía siempre en compañía de sus amigos y vecinos, también sentía le encantaba el baile, afirmaba que tenía una cintura atómica que armaba la rumba porque estaba llena de salsa y pimienta.
 
Celia estudió y se formó como maestra normalista, carrera que nunca ejerció, porque una colega le dijo que no lo hiciera que con el canto ganaría mucho más que como maestra. Realizó estudios de teoría musical de Piano y Voz en el Conservatorio Nacional de música de la Habana.
Su habilidad para la música aunada con la necesidad económica la llevó a los concursos que hacían en las emisoras radiales de la isla porque daban premios en metálico, con el apoyo de su madre, pese a la negativa de su padre.
Fue su primo Serafín quien la impulsó en este sentido; es así como llega al programa más famoso para el momento, La Corte Suprema del Arte, donde obtuvo el primer premio, algo así como 15 dólares, cantando un tango llamado Nostalgia, con una interpretación más rítmica.
Más tarde, en el año 1950, estando en Radio Cadena Suaritos  el empresario Alberto Soto Longo, representante de la legendaria agrupación tropical La Sonora Matancera escuchó su impresionante voz y le ofreció ser la vocalista de la agrupación. Cabe destacar que los inicios de Celia en dicha agrupación no fueron bien vistos por el público, por el contrario, eran cientos de cartas que recibían para que fuese retirada, pero Rogelio Martínez, director de la orquesta fue quien le dio su voto de confianza, por ello Celia afirmaba estar eternamente agradecida con él. Es precisamente en esta agrupación donde conoce a su eterno  compañero Pedro Knight, el trompetista de la Sonora.
Su 1ra grabación sucede en 1951 con muchos factores sociales en contra pero que resultó todo un éxito, con clásicos como Cao Cao Cao Maní Picáo, y Mata Siguaraya. Por ese tiempo gana Disco de Oro con Burundanga, justo allí se inicia la época de oro de Celia.
El 15 de julio de 1960, salió de Cuba con la Sonora Matancera para hacer una gira por México, por esa época, Cuba sufría una transformación política encabezada por Fidel Castro, que la apartó para siempre de su tierra amada. Siete días después de partir muere su padre y más tarde el 7 de abril de 1962 muere su madre.
Se radica en la ciudad de Nueva York en el año 1961, pero siempre con la esperanza de regresar, cosa que nunca sucedió. Pronto sucedería otro acontecimiento importante en su vida, el 14 de julio de 1962 se casa con Don Pedro Knight.
En 1965 concluye su extraordinaria participación con la Sonora Matancera por razones de crecimiento profesional y al poco tiempo Celia nombra a Pedro como su Manager, representante artístico, además de ser el arreglista de muchos de sus temas.
De ahí en adelante todo cambió, eran los tiempos del mambo y el chachachá. Pero también apareció una nueva musicalidad en Nueva York, nacía la Salsa. En 1966 graba su 1er LP con el Rey del Timbal, el gran Tito Puente, el cual no pegó mucho por falta de promoción, sin embargo las giras con Tito fueron muy exitosas. Además, fue su gran amigo y hermano del alma.
Más adelante, Jerry Masucci, fundador del sello Fania, decide que Celia grabe Gracia Divina, fue una experiencia que impresionó gratamente, sobre todo al maestro Larry Harlow quien afirmó: “… ella disparó todo el número de arriba abajo, completo, sin equivocarse, sin repetir nada, me quedé abrumado, eso solo lo hace una Reina, una cantante única y excepcional” .
Pronto ocurriría el encuentro de su vida, fue en 1974 cuando Celia Cruz conoce al Zorro de Plata, el maestro Johnny Pacheco. Se sentía muy bien trabajando con Pacheco porque le recordaba el estilo de la Sonora Matancera.
De allí en adelante, el mundo se entregó a la “Reina de la Salsa”, grabó con Willie Colón, Papo Lucca y la Sonora Ponceña, Ray Barreto, Fania All Stars, Vicentivo Valdés, Memo Salamanca, Oscar D´ León, José Alberto El Canario, Jhonny Pacheco, además de realizar innumerables dúos con salseros y artistas de diferentes géneros como es el caso de Ángela Carrasco, Lucianno Pavarotti.
En 1987 en Santa Cruz de Tenerife fue reconocida por la editora del Libro Guinness de Récords, como el concierto más grande al aire libre que se mantiene en la actualidad, a ese mismo concierto en la Plaza de España de Santa Cruz, acudieron 250.000 personas (bailando la misma canción), junto a la orquesta venezolana del maestro Luis María Frómeta, La Billos Caracas Boys, esta fue su única presentación con la orquesta venezolana, a pesar de su vieja amistad con el maestro Billo.
Grabó su última producción Regalo del Alma, con problemas. En marzo del 2003, su último año de vida, le fue ofrecido un homenaje por parte de la cadena hispana estadounidense Telemundo, en el que participaron figuras como Gloria Estefan, Marc Anthony, La India, Gloria Gaynor, Victor Manuelle, Albita, Gilberto Santa Rosa, Patti LaBelle entre otros.
Afirmaba la Guarachera del mundo que había sido un honor estar con ellos, hacer propuestas musicales diferentes, adaptarse a los cambios de las épocas, mantenerse en tarima y ser respetada por las nuevas generaciones. Vivir para cantar, fue su sueño y lo cumplió. Nunca se creyó la mejor, pero acepto los elogios, por ser expresiones de mucho afecto.
También dijo un día “… no me pienso retirar nunca. Sólo lo haré cuando Dios diga. Si él me quita las cuerdas vocales o el público deja de venir a mis conciertos diré adiós a los escenarios; mientras tanto, seguiré cantando…”
El 16 de julio de 2003, a las 4.45 de la tarde, Celia Cruz murió después de luchar con un tumor canceroso que invadió su cerebro. Su sepelio se extendió hasta el 22 de julio, cuando su cuerpo fue llevado al cementerio Woodlawn del Bronx, en un día de verano con lluvia y tormenta eléctrica. Pero Celia Cruz no fue exactamente enterrada gracias a que varios allegados pensaron en diferentes alternativas para la conservación de su cuerpo. Mientras decidían, el cuerpo fue a un congelador. La fecha de su entierro fue un oscuro secreto.
No hay antes ni después de Celia Cruz: ni por semejanza en su voz, ni por su estilo único.
Hace 11 años que la humilde cubana Celia Cruz, hija de Catalina y Simón, se despidió de este mundo que la admira y aún la llora, un fenómeno de la música latina muy difícil de repetir… Ella es la música, es el son y el guaguancó, es el bolero y la guaracha. Es la única cantante que permaneció en primer lugar por más de 55 años, que ante todo fue una dama, que nos enseñó que la vida es un carnaval y que sobrevivirá con un impresionante legado que asciende a 10 películas, 22 álbumes de Oro, 5 premios Grammys, 3 doctorados Honoris Causa, 2 Telenovelas, 1 Estrella en el Paseo de la Fama de Hollywood y 80 producciones musicales … con mucha Azuuuúcar …
 
Seguimos en Salsa …!!!
Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *