Salsa Brava Vol 3
Salsa
Dos trompetas de éxito: Un venezolano y un americano con Richie Ray

Dos trompetas de éxito: Un venezolano y un americano con Richie Ray

2
6776
1
Miércoles, 19 Marzo 2014
Salsa y Sabor

Parte 1

Ricky Ray

Algunos melómanos podrían  desconocer  que cuando la orquesta del pianista Richie Ray,  en 1966, grabó  su primer LP, que lo proyectaría en el escenario musical internacional se lo produjo el sello de los Hermanos Fonseca (Víctor y Carmelo) con el apoyo vocalístico  del boricua  Chivirico Dávila, más no Bobby Crúz quien se incorporaría dos años después, a la sonora de Ray, por no dominar el uso de la clave.

Al inicio de su carrera musical su hermano el trompetista Ray Maldonado, junto a su colega Harry Hall  le  aportaron la cooperación inicial necesaria en su desarrollo y estilo musical, que lo identificaría más adelante con arreglos vanguardistas muy adelantados a su época. Aún cuando incorporó temas tradicionales del cofre de los recuerdos musicales cubanos, como el número “Tres lindas cubanas”, entre otros, la diferencia de Richie, con otros grupos musicales era evidente por su modernidad para esa época.

 Si apreciamos la utilización de dos trompetas que Richie Ray empleó hasta muy entrado los años setenta del pasado siglo XX. No significó necesariamente que el estilo semejara a la de la Sonora Matancera, de Cuba. Se diferenció y se caracterizó por la influencia  jazzística que tenía  y lo acordes de un piano con  estilo de música clásica en su agrupación. Ahora bien, debido a la incorporación de grandes trompetistas que  transitaron por la sonora de Richie Ray, como el norteamericano Larry Spencer, y  los boricuas Manny Durand e Ismael “cocolía” Rodríguez. Adicionado al sonido jazzeado, la excelencia en el toque de piano con sabor a música clásica  radico su éxito, que lo diferenció de otras agrupaciones en esa época.

Parte 2

El sonido de Chaparro y Cheatham

Ese estilo sin lugar a dudas marcó en forma indeleble una característica especial, en su primera etapa, a la sonora  de Ricardo Maldonado Morales, mejor conocido en el ambiente musical como  “Richie Ray” .

Recordemos que cuando grabó su primer LP  para el sello Fonseca el tema “Comejen”, ( Fonseca LP 116)  en el año de 1966 todavía la salsa no había hecho ebullición , a pesar del sonido explosivo de Richie Ray y otras agrupaciones de la década de los años sesenta.  Pero hay un detalle que el mismo Richie Ray, reconoce cuando afirmó en una entrevista en un programa de una radio peruana que fueron el venezolano Pedro Rafael Chaparro y el estadounidense Adolfo Doc Cheatham, quienes verdaderamente le dieron el sonido característico en la época cuando su orquesta sonó duro en los sellos discográficos Alegre y  Tico, con el que pegó éxitos tales como: Voy Pá Colombia, Bomba Camará  y otros, en momentos  cuando el bogaloo, brillaba en los salones de baile.

Chaparro era una primera trompeta fuerte y muy sonora el momento de ejecutar  los  exigentes arreglos de Richie Ray, mientras que los solos de la 2a trompeta, en muchos temas, eran  asumidos  por   el “Cherokee”  Cheatham, apodo al que también le adosaron a este segunda trompeta con un sonido dulce y quien con sus solos de trompeta dejó una huella indeleble en las grabaciones que hizo. Así como también  en sus presentaciones personales y  en las  numerosas oportunidades que visitó  a Venezuela y Colombia.

Parte 3

Exitos con buenos músicos:

 Por eso me refiero que hay canciones o temas musicales con sabor a jazz y bogaloo  que marcaron la pauta en la música latina, en la mitad  década de los años sesenta y que abrieron paso

Al proceso de conjugación de la salsa, aún cuando muchos investigadores y melómanos se aferran al tema que la  “salsa” no es más que música cubana en sus diferentes variables.  Puntualizo, que en aquellos  solos de trompeta de  con mucha  antología  jazzística, en la década de los años setenta del siglo XX,  fueron  los que  aportaron  el trompetista estadounidense con la orquesta de Richie Ray  y Bobby Crúz,  Adolfus “Doc” Cheatham en compañía del llanero apureño Pedro Rafael  Chaparro en máximos  éxitos musicales como Jala-jala, Bomba camará, Lo atare la arache, Mr Trumpet man, este último dedicado a  Cheatham  por su extraordinario virtuosismo y excelencia, logrado en el jazz. Y muchísimo más reforzado por el primer trompeta  venezolano, Pedro Rafael Chaparro, quien trabajó en nuestro país con muchas orquestas como la de Luís Alfonso Larrain, Hermanos Belisario, Chucho Sanoja, Tito Puente y Tito Rodríguez. Fue el primer trompeta en la época de oro de la orquesta de Richie Ray,  nacido en el estado Apure, fallecido el pasado año 2012 en el estado de California, en donde residió sus últimos años”.

Parte 4

El ingreso del Cherokee Cheatham

 Chaparro,  necesitaba de una buena  2ª trompeta que le acompañara del duro trabajo que tenía. Eso le permitió ubicar personalmente  al “Cherokee” Cheatham, tal como lo apodaban sus amigos, en la sonora de Ricardo Ray.

Lo conoció en la orquesta Afrocuba de los cubanos Mario Bauza y  Frank Grillo Machito, para quien el sonido de latrompeta de Cheatham, se alejaba mucho del sonido latino, que necesitaban ellos . A pesar, que Cheetham era un músico de mucha excelencia y  categoría en su trabajo, este le dedicaba más tiempo al jazz y el sonido dixieland,  estilo creado en New Orleans, muy popular en la ciudad de New York. El álbum donde participaron Chaparro y Cheatham grabado para Tico. Es toda una antología musical, y que todo coleccionista lo sabe apreciar allí se incluyeron   temas como: Bomba camará, Baby don’t you cry, Stop, look and listen, 2 and 1 Mozambique y Colombia’s boogaloo,  composiciones de Richie y Bobby Crúz; Lo atare la arache, de Hugo González; Gentle rain, de L. Bonsa; y Cabo E,de Bobby y Richie Ray. Para el álbum participan ejecutando la primera trompeta Pedro Rafael Chaparro, quien ingresó a la orquesta en reemplazo de Ray Maldonado, hermano de Ricardo Ray  y quien comenzaba a presentar adicción a la heroína,  que lamentablemente después lo llevó a la muerte temprana. Chaparro a su vez  con su invitación al trompetista,  trompetista de jazz Adolphus “Doc” Cheatham para la ejecución de la segunda trompeta, resultó maravilloso, extraordinario muchos de los arreglos de Richie Ray que se adaptaron estas trompetas al estilo del genial pianista newyorkino hijo de puertorriqueños.

“Comienza aquí una etapa que Ricardo reconoce como de consolidación del sonido y el estilo bien definido de la orquesta. La conformación de un equipo de trabajo que permanecería interactuando por una temporada de casi cinco años consecutivos, llegando a realizar una de las producciones musicales más prolíficas en la historia de la música latina. Canciones que marcaron la pauta en la música latina con solos de antología como los que produjo “Doc” Cheatham en  Jala-jala, Bomba camará, Lo atare la arache, Mr Trumpet man, dedicado a su virtuosismo, y muchísimos  éxitos más”.

Parte 5 

En febrero del año 1968, Richie y Bobby visitan por primera vez a Colombia,  y participar en los Carnavales de Barranquilla de ese año. Se dio inicio en plan estelar,  el sábado de carnaval, 24 de febrero con su participación en las comparsas de la Batalla de flores. “La orquesta de Richie y Bobby se presentó en cuatro sitios estratégicos de la ciudad barranquillera, con toda la plana mayor de músicos que aparecían en las grabaciones de los discos. Allí estaban Pedro Rafael Chaparro y Adolph Anthony Cheatham en las dos trompetas, Jackie Dillomis el conde de la tumbadora, José “Candido” Rodríguez en los timbales, Russell “Skee” Farnsworth en el bajo, Harry Rodríguez en los bongos, y naturalmente Richie Ray y Bobby Cruz. Fueron aproximadamente  de cinco a ocho  años de unión exitosa de estos dos trompetistas con la sonora de Richie Ray que marcaron éxito indiscutible al pianista en los escenarios donde se presentaban. Recuerdo que en sus múltiples visitas a Venezuela, se presentaban con el mismo plantel. A un amigo Nene Pachano quien me acompañaba a esos bailes e en el Hotel Avila, me comentó sobre Bobby Crúz, que cantaba pero no se movía, totalmente estático en el escenario. También lo que más me impresionó fue el estilo de tocar la trompeta del que llamaban El Indio Cherokee, Doc Cheatham,y de nuestro compatriota Pedro Rafael Chaparro quien fraseaba esa primera  trompeta a su antojo.

Caracas, también le abrió los brazos a Richie Ray y Bobby Crúz  junto a las trompetas de Chaparro y Cheatham, el hotel Avila en San Bernardino, El Mayoral en Chacaitó, en el terminal de pasajeros del puerto de La Guaira por iniciativa del empresario colombiano, Guillermo Arenas, posteriormente los empresarios,  Guajiro González y Edwin La Crúz se unieron a los contratos en los Carnavales de 1968 y 1970, para presentarlos en los espacios de la tribuna A del Hipódromo de La Rinconada.  La presencia de Chaparro y Cheatham era característico, una yunta que le produjo a Ricardo Ray,  muchos éxitos además de dinero.

Comentarios

One Comment

  1. Armando says:

    Excelente Reseña. Debiste destacar q al inicio Booby ejecutaba el bajo. Luego de aprender del soneo y la clave de las manos de Chivirico comenza a bgrabar algunos temas….

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *