Salsa Brava Vol 3
Salsa
ES CHÉVERE SER GRANDE, PERO MAS GRANDE ES SER CHÉVERE…Lavoe!

ES CHÉVERE SER GRANDE, PERO MAS GRANDE ES SER CHÉVERE…Lavoe!

Like
457
0
Jueves, 20 Marzo 2014
Lo mio... en la olla!!!

lavoeenlaollaMONGO SANTAMARÍA, EL EXTRAORDINARIO MÚSICO CUBANO Y LEYENDA DE LA PERCUSIÓN, FORRABA SUS DEDOS EN CUERO PARA EVITAR QUE LE SANGRARAN. ERA TANTA LA FUERZA Y EL ÉXTASIS CON EL CUAL EJECUTABA LAS CONGAS QUE EN SOLOS DE ANTOLOGÍA SE TUTEABA EN VELOCIDAD Y PRECISIÓN CON EL PAILERO O TIMBALERO, AMÉN DE UNA TÉCNICA MUY DEPURADA; LÁSTIMA QUE EL JAZZ SE LLEVARÍA GRAN PARTE DE SU TIEMPO.

Con esta pildorita informativa nos encontramos de nuevo en la web para los Salseros con Clase, bienvenidos melómanos y como siempre agradeciendo sus comentarios y sugerencias recibidas a través de las redes sociales y nuestro correo electrónico. ¡Comencemos pues! *** PARA MUCHOS CRÍTICOS y aficionados, entre los cuales me sumo, la salsa ha venido a ser posiblemente uno de los estilos musicales más amado, envidiado e imitado a la vez en la música contemporánea. Esto lo decimos porque la misma durante su formación y boom, dejo atrás a muchos ritmos de los años 50’s y 60’s. Para ello, combinó los elementos de la música española, la africana, los giros fundamentales de la música cubana, la puertorriqueña y sobre todo del jazz americano para convertirlo en latino. La salsa que se originó primariamente de la guaracha y el son cubano, representó en sus orígenes los problemas y aspiraciones de los pobres durante la diáspora en Nueva York. En fin, vino a ser el grito de la autoafirmación del latino marginado en tierras del Tío Sam, que en busca de su identidad como tal, expreso en melodías y letras agrias todo el sentir y nostalgia por su patria originaria y sus costumbres. ***SE PRENDIÓ la discusión con respecto al comentario que hicimos sobre lo que opinan algunos cubanos sobre la salsa. Según Tony Évora, músico cubano y autor del libro “Música Cubana en los últimos 50 años”, //Los boricuas siempre han constituido la mayoría de los barrios latinos en Nueva York y en las orquestas que allí se formaron, por lo tanto se apoderaron de la salsa. En cuanto a Cuba, pienso que a sus músicos se les paso el tren entre 1.970 y 1.982, llegando muy tarde a un banquete en el cual no habían sido invitados, o sea a la salsa; pero tampoco irrumpieron posteriormente con el esperado torrente de renovaciones vitales//. Fin de la cita! Ésta historia pica y se extiende anótenlo!

DEPENDE COMO SE MIRE, pero ha mediado de los años 50 un grupo de mulatos nacidos en Santurce, Puerto Rico, comenzaron a incorporar Bombas, Plenas, Guarachas y música Típica, entremezcladas en su repertorio. En el caso de Cortijo y su Combo no se trató de una Big Band que incorporaba Plenas a su repertorio, como lo hacía la orquesta Panamericana entre otras, sino de un movimiento inverso; se le incorporo a todos estos ritmos la sonoridad de los metales, el bajo y el piano. Dicho en otras palabras, se hizo una sumatoria de sonidos y resultó la riqueza tímbrica de la sonoridad de un combo. Esta configuración musical y su distribución especial tanto en tarima como en estudio de grabación, y el cual establece lo percusívo y su swing bailable, es la que adoptaría años después el movimiento salsero en sus inicios. Por ahí vienen los tiros…Esta historia, continuara!

HABLAR DE BENNY MORE no es tarea fácil tomando en cuenta el poco espacio para escribir, solo podríamos afirmar que fue y será uno de los soneros más inteligentes y contundentes que ha dado la música americana en toda su extensión. Siendo autodidacta se dio el cache de dirigir una Big Band, cosa que no fue bien vista por el círculo musical de la época, pero era tanta su calidad, que ese detalle paso inadvertido. Para sus composiciones emitía sonidos gestuales mientras el músico escribía tal cual; así hacían los arreglos de sus temas. Como persona fue un poco desordenado, pero generoso, sencillo, afable y honesto como pocos. Y si hablamos de interpretación, muchos piensan que no ha nacido quien lo supere en vocalización, elegancia, improvisación y destreza. Tanto así, que todo lo que cantaba lo hacía a la perfección, desde un bolero hasta una guaracha, un guaguancó o un mambo; o sea que llevaba la melodía en su sangre. No en vano se le catapulto como el “Bárbaro del Ritmo”. Para algunos especialistas del tema, incluyendo a la extinta Celia Cruz, Benny More significa el antes y después de la música latinoamericana, y eso señores, suena hasta en el Olimpo. En otras entregas hablaremos más sobre este bárbaro del canto popular *** EN 1.979 DURANTE PLENO COMIENZO DE LO QUE SE CONOCIÓ COMO SALSA ROMÁNTICA o erótica para otros, pego un tema titulado “No Hay Manera Filomena”, la orquesta que lo interpretaba logro que miles de jóvenes se acercaran nuevamente a la salsa como tal. El sonero Pedro Brull era el intérprete y la orquesta fue La Mulenze, dirigida por el bajista Edwin Morales. De eso hacen ya más de 30 años, durante los cuales decenas de éxitos de Mulenze han acompañado al bailador, a la par de sus más de 15 producciones discográficas.

Carlos Daniel PalaciosHABLAR DEL BARRIO MARÍN es hablar de la música que nace del pueblo y de su gente. Existen personajes que han dejado huella en ese ghetto caraqueño; uno de ellos es , mejor conocido como “El Caballo de Madera” o simplemente “El Sonero de Marín”, quien desde muy pequeño amenizaba junto a su primo y gran sonero Nano Grant, toda fiesta que se formaba en el barrio. En el 76 sustituye a Leo Pacheco en la orquesta Renovación, con la cual graba dos larga duración, es entonces un año después que un grupo de jóvenes, entre los que se encontraba Carlos Daniel fundan en San Agustín del Sur de Caracas, el Grupo Folklórico y Experimental Madera. Es con ellos que obtiene nombre artístico como uno de sus vocalistas líderes, mostrando gran dominio del sonéo. Después de la lamentable tragedia del Madera, Carlos interviene en un disco grabado y dirigido por Mauricio Silva con el grupo Anabacoa, donde “Canto al Madera” se convierte en un éxito sin igual. De allí pasa a formar filas del Trabuco Venezolano. Especie de All Stars de la salsa Venezolana, donde también dejo lo suyo como sonero. En la actualidad Carlos Daniel se dedica a su familia y al frente del grupo Son Madera son, donde retoma el proyecto del Madera original. Por cierto vimos con alegría cuando fue tomado en cuenta para el proyecto Legado de la Salsa Venezolana

TODAVÍA SE LE RECUERDA. Y es que los personajes como Héctor Lavoe son difíciles de olvidar y de mantener silencio ante su ausencia física. Desde aquí no vamos a ser repetitivos en lo que respecta a quien fue ni que hizo con su vida; eso es bien conocido; lo que si podríamos agregar es que la figura del Tiburón Mayor es quizás la más genuina representante de la salsa callejera y pendenciera en toda la historia. Su timbre de voz, su estampa y su personalidad nacieron y crecieron en plena génesis del ritmo musical que marcó la pauta de los latinos hace casi 50 años. Es por ello que el público se identificó tanto con ese hombre, que aunque conoció los excesos de la fama, también guapeó con la más triste de las soledades. Mucha gente se aprovechó de su humildad e ingenuidad para los negocios y vivieron cómodamente de los beneficios de su trabajo, elementos que nunca le retribuyeron cuando más los necesito; por eso murió como vivió, triste y solitario. Algunos se le han acercado, pero para muchos, y allí me incluyo, no ha aparecido otro sonero con el carisma y performance del flaco. Como los grandes, Héctor sigue produciendo dinero después de su muerte; imitadores hacen fortuna, empresarios organizan algunos homenajes y llenan sus arcas, los quemaditos se venden como arroz, editan discos recopilatorios, entre otras cosas, pero lo más importante es que la memoria del jibarito sigue incólume en el corazón de los que en vida lo admiraron e idolatraron. El próximo 29 de junio del 2013 se conmemoraran 20 años de la partida hacia otros escenarios del Rey de la Salsa, del Inigualable, del Cantante de los Cantantes, del gran Héctor Lavoe. Señores véanse en ese espejo!

EN OCASIONES NO ENTENDEMOS la actitud de ciertas agrupaciones, por no decir músicos, que no asimilan el respeto que se debe tener hacia el público que acude a un centro nocturno o paga una entrada para disfrutar de su arte. Sin ánimo de entrar en polémicas, nos podríamos orientar en el sentido de que llegar tarde a un espectáculo o en condiciones físicas no acorde con el momento, representan una clara falta de estima hacia el melómano presente. No se puede pretender que el público acepte tales actitudes que perjudican el alto nivel musical que puedan poseer; y lo que es peor aún, la receptividad emotiva durante su presentación. Como lo dijo en una oportunidad Oscar D’Leon…// Hoy en día el público no acepta los retardos ni las excusas para llegar tarde, eso se lo permitían a seres de otro planeta como Benny More, Héctor Lavoe, Ismael Rivera, entre otros. La competencia es tal, que si tú no puedes cumplir, existen diez haciendo cola para hacer gozar al público//. Palabras más, palabras menos, estamos completamente de acuerdo con esa opinión! Recapacitemos.
 
Nos vemos en una próxima entrega, melómanos recuerden que no siempre Dos más Dos suman Cuatro… Pendientes con eso! Cúbranse de gloria y como siempre… No Hay Falla!

 

Comentarios

La Salsa Brava

76 posts | 0 comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *