Venezolanos Vol 1
Salsa
JUNIOR CEPEDA DE LA FAMA A LA TRAGEDIA “Quimbara”

JUNIOR CEPEDA DE LA FAMA A LA TRAGEDIA “Quimbara”

4
2263
0
martes, 02 octubre 2018
Salsa y Sabor

Junior Cepeda

El autor del tema hecho famoso por Celia Cruz, “Quimbara” tuvo un final trágico pasional.

Quién podría pensar que un muchacho de menos de 20 años compondría una de las canciones de salsa más conocidas de todos los tiempos. Con un nombre con sabor afrocaribeño la llamó “Quimbara” un guaguancó  que fue interpretado con gran maestría por la talentosa cantante cubana, Celia Cruz, que marcó una época inolvidable en el año de 1974, sin dejar de significar las ventas millonarias que dejó el LP CELIA Y JOHNNY del sello Vaya, filial de FANIA.



Ahora bien, del borinqueño Junior Cepeda ¿quién era? Se conoce muy poco de su vida, lo único que se puede reseñar es que fue un muchacho pobre de Puerto Rico, que luego se mudó a Nueva York a raíz de la fama que adquirió por sus hermosas composiciones, y posteriormente ser asesinado en el Bronx antes de que cumpliese 22 años por una amante celosa que lo doblaba en edad. Tristemente, Junior Cepeda murió un 29 de julio, dos días antes de que saliera el elepé con ‘Químbara’. Nunca se enteró de lo grande que fue ese número ni los otros que le grabé después como: “Dime si llegué a tiempo”, lamenta Celia en la autobiografía en la que trabajó hasta poco antes de morir junto a la periodista mexicana Ana Cristina Reymundo.Junior Cepeda Quimbara

‘Quimbara’ casi no va en el LP

Hasta ese momento todo estaba bien, pero el problema vino cuando Jerry Masucci ‘le bajó el dedo’ al tema. El magnate del imperio Fania Records y Vaya, sello por el cual saldría el Lp “Celia & Johnny”, argumentaba que no le gustaba ese número porque decía que todas las canciones salseras incluían la frase “la rumba me está llamando”.

“Yo le insistí en que no era verdad. Le expliqué que los cantantes cuando están inspirados dicen eso y seguro que hasta yo misma lo había dicho en alguna grabación con la Sonora. Le dije que el número era muy bueno y que lo quería grabar. Le expliqué que ‘Quimbara’ era como si el tambor le estuviera llamando a la tumbadora y al bongó”, aseguró la cubana.

Luego de un largo argumento, Masucci al fin accedió.

Celia Cruz no se equivocó. ‘Quimbara’ ha sido el más famoso de ese elepé y, según ha asegurado la propia cantante, está a la par con sus números más famosos junto a la Sonora Matancera como El Yerbero Moderno y Bemba Colorá. Pero así como Celia salió satisfecha, Masucci también pues la primera estrofa de ‘Químbara’ inicia con “la rumba me está llamando”

Refirió Pacheco en entrevista radial sobre. Junior Cepeda, que el muchacho tenía más de una hora esperándolo. Su vista se cruzaba con los cuadros que colgaban en la pared del hotel, con las chalinas de los camareros y con las etiquetas de los vinos. Pero no se desesperaba. Sabía que en algún momento Johnny saldría de su habitación, y él dejaría de buscar en los diferentes rincones del lobby del hotel Staff, en la zona de Isla Verde, San Juan, al connotado músico.

Junior Cepeda, tuvo la convicción que era su única oportunidad, y estaba decidido a permanecer allí el tiempo que fuera necesario.

Mientras la espera lo sumergió con un sueño superficial, en eso oyó unas voces. Cuando abrió los ojos y levantar su cabeza, se vio rodeado de un grupo de personas. Ahí estaba la imponente figura del gran Johnny Pacheco, rodeada de amigos y revestida de un aura de fama, talento musical y poder.

Sin perder más tiempo, Júnior se le acercó y le dijo:

-Oye Pacheco, tengo un temita que quiero que oigas.

Todos miraban al intrépido muchacho que irrumpió y que precipito las carcajadas del grupo de faranduleros que acompañaban al flautista dominicano.

Pacheco, le restó importancia y para salir del paso le contestó que tenía una reunión importante en ese momento, que se tomara un café mientras regresaba.

La espera lo hizo ingerir no solo un café era un sacrificio, la espera le obligó a tomar dos y ya no le quedaba dinero para una cuarta taza a Júnior. Sin embargo, lo hizo complacido, porque, a diferencia de las dos bebidas aromáticas anteriores, esta taza venía endulzada con la esperanza de ser escuchado por el maestro de la música latina.

La reunión con los faranduleros y Pacheco se prolongó más de la cuenta. Con esas tres tazas de café en un hotel cinco estrellas, no tenía más dinero para una cuarta taza. De repente vio a Johnny subir las escaleras, esta vez solo. El famoso flautista se entretuvo en aquella reunión, lo que le hizo olvidar que Junior Cepeda lo estaba esperando. El chico no vaciló en correr hacia él. Mientras lo hacía le gritaba.

-¿Eh, tú no me vas a oír?

-¿Oír qué? – dijo Johnny

-¿No me dijiste que te esperara?

Buscando la manera de quitárselo de encima, Johnny le preguntó si tenía una partitura o una grabación de lo que quería mostrarle.

-No señor, la tengo aquí -respondió, apuntando a su garganta.

En ese mismo instante, sin que Johnny se lo pidiera, Júnior encorvó su cuerpo, usó su diafragma como tambores y empezó a cantar: Quimbara quimbara quimbaquín bambá

Johnny quedó enamorado de aquel canto. De inmediato, sus manos aportaron la clave para continuar aquella rumba que se desarrollaba en medio de una escalera.

-Eh mamá, eh eh eh mamá -Seguía cantando Júnior

-Eh mamá, eh eh eh mamá -Le respondía Johnny, como si en su mente ya estuviera haciendo los arreglos de aquella canción.

Jerry Masucci, el magnate del imperio Fania Records, no estaba de acuerdo con ese tema para el primer trabajo de la Guarachera del mundo con Johnny Pacheco.

Junior cepeda Celia cruz jhonny pacheco‘Quimbara’ es uno de esos temas que desde que los escuchas te hacen menear desde los pies hasta la cabeza –o viceversa–, estés sentado, parado o echado. Desde las primeras presentaciones de Celia Cruz en diversos escenarios internacionales así se verificaba.

Esta canción fue la punta de lanza del Lp ‘Celia & Johnny’ (1974), el primer trabajo de la Guarachera del Mundo con Johnny Pacheco. Pero, aunque parezca extraño, este rotundo éxito musical casi no sale al mundo por un motivo que hasta podría considerarse curioso. ¿Cómo es eso? Celia Cruz en su autobiografía titulada ‘Celia. Mi vida’, cuenta que ‘Quimbara’ llegó a manos de Johnny Pacheco una tarde de 1973, en un casete que incluía otros 23 temas más enviado por un joven llamado Junior Cepeda, autor de las obras que figuraban en la cinta.

“Como no recibió respuesta alguna, (Júnior) se apareció en la oficina de Fania y le dijo a Pacheco: ‘maestro, mire, yo soy el que le mandó el cassette con las canciones’. Pacheco le contestó: ‘Sí, sí, pero me tengo que ir para una reunión. ¿Por qué no me esperas? ¿Ya comiste?’, ‘No’, contestó Júnior. ‘Pues ve, come y al rato bajo’”, sostiene en uno de los párrafos.

-Para sorpresa de Junior Cepeda, este fue el tema que le dio el éxito a la dupla Celia Cruz – Johnny Pacheco en ese LP que grabaron por primera vez. Había sido difícil para Jerry Masucci, presidente de Fania Records, poder juntar a estas dos estrellas, y cuando al fin lo logró ahí estaba Quimbara, la composición de Junior Cepeda, la cual fue punta de lanza para que el disco titulado Celia y Johnny del año 1974, alcanzara grandes cifras en venta.



Las liquidaciones por derecho de autor fueron llegando. Cada día aumentaban las demandas de músicos que le pedían a Junior Cepeda que le hiciera una cancioncita. Johnny llegó a grabar diez de sus composiciones.

El joven tuvo que mudarse a comienzos de 1973, de Puerto Rico a Nueva York, porque allí estaba el negocio. En aquella urbe se concentraba la crema y nata de la música latina, cantantes, músicos, compositores, todos buscando el esplendor que se desprendía del maridaje entre el Caribe y la cultura urbana de esta ciudad.

Allí, también conoció a la mujer que le cerraría su futuro y le duplicaba su edad. Con esta mantuvo una relación amorosa, inaceptable para sus más cercanos. Un día, arrebatada por los celos, esta le dio tres balazos a Junior Cepeda. El muchacho murió con apenas 22 años, y ansioso de que sus creaciones continúen aportando a ese nuevo movimiento musical que tambaleaba al mundo en compases 4×4.

En una ocasión el musicólogo y productor de radio; José Arteaga, en su programa on line “La hora Faniática” por Radio GladysPalmera.com le preguntó a Johnny Pacheco comentar aquel hecho, este se limitó a decir: “La infeliz asesinó a uno de los mejores autores de salsa de todos los tiempos”.

Gozate este MIX de Celia Cruz aquí

Te gusta DESCARGAR SALSA entra aquí

Descargas Recomendadas

Salsa Vol. 5

Descargar Salsa Vol. 5

Ringtone salsa

Descargar RingTone Vol 1

Descargar Hard Salsa Vol 2

Descargar Hard Salsa Vol 2

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La Salsa Brava